Trabajadoras de residencias de Bizkaia celebrarán una acampada en el Arenal

Las trabajadoras de las residencias de Bizkaia, en huelga desde hace 170 días, acamparán durante el próximo fin de semana en el Arenal para denunciar «que el conflicto sigue bloqueado y sin visos de solución».

NAIZ|2017/05/19 13:06
21fe12e2-3b74-4ec8-99c3-c932baa4b22f
Protesta ante la Diputación de Bizkaia para reclamar su implicación en la resolución del conflicto de las residencias. (ELA)

Según ha informado ELA en un comunicado, la protesta se iniciará el viernes 26 de mayo y concluirá el 28 del mismo mes. Durante las tres jornadas, se llevarán a cabo diversos «actos de protesta y socialización del conflicto laboral y social», iniciado hace más de 15 meses.

La central sindical ha asegurado que, con esta nueva movilización, la trabajadoras pretenden denunciar «el intento de las patronales y de la Diputación Foral de Bizkaia de invisibilizar y neutralizar la lucha con la utilización del miedo, del chantaje y con la ampliación de los servicios mínimos», con el objetivo de «dejarles sin derecho de huelga».

«Todo ello, con el único fin de doblegar a las trabajadoras en lucha y perpetuar un modelo que hace cada día más ricos a quienes se lucran con la privatización de este servicio y con nuestras malas condiciones de trabajo y vida», ha puntualizado.

Por ello, ha advertido de que las trabajadoras en huelga pretenden «seguir luchando hasta lograr de una vez por todas la dignificación de las condiciones de trabajo y las condiciones de vida de las personas usuarias de las residencias» con el objetivo de «lograr sus reivindicaciones».

Ha recordado que sus demandas incluyen las 1.592 horas de jornada laboral para «dignificar» sus «insufribles jornadas» de forma que «redunde en la mejora de la calidad al residente», lograr «un salario mínimo» de 1.200 euros «para todas las trabajadoras del sector», la mejora de los ratios asistenciales «en los términos propuestos el 17 de noviembre de 2016 por Babestu y ELA a la Diputación Foral de Bizkaia» o la mejora de cobertura en caso de baja así como de los pluses.

Las huelguistas insisten en que la Diputación Foral de Bizkaia se implique «de una vez por todas» en la solución del conflicto, del que «es máxima responsable» al ser «financiadora de más de 5.000 camas de las 7.5000 que existen en el sector».