El Ayuntamiento cree que Mercadona deberá cerrar, pero espera no derribar el edificio

El Ayuntamiento espera tener opciones para no verse obligado a derribar el edificio que alberga un Mercadona tras una sentencia desfavorable del Tribunal Supremo y cree que «seguramente» se anulará la licencia de actividad del supermercado.

Manex ALTUNA @manexaltuna|2017/11/10 13:46
Captura_de_pantalla_2017-11-10_a_las_14
Supermercado de Mercadona.

La ikastola Urretxindorra cerró un acuerdo con Mercadona para ceder parte de la parcela que ocupaban sus patios de recreo en Miribilla con el objetivo de poder financiar una ampliación de sus instalaciones. Ese terreno fue recalificado por el Ayuntamiento para posibilitar la construcción de un edificio que alberga un Mercadona desde noviembre de 2016.

Sin embargo, poco después el TSJPV atendía la demanda formulada por una sociedad propietaria de otro centro comercial que ya existía en el barrio contra dos acuerdos del Ayuntamiento de Bilbao de 2014 que tuvieron como objetivo recalificar el terreno del patio del centro escolar para posibilitar edificar en él, con lo que, según el tribunal, se permitió «una operación meramente especulativa».

Aburto anunció un recurso ante el Supremo y el alto tribunal ha fallado en contra de los intereses del Consistorio.

En declaraciones a los medios, el concejal de Planificación Urbana, Asier Abaunza, ha reconocido que este fallo del Supremo constituye una «mala noticia» para el Ayuntamiento y ha considerado que, tras esta sentencia, «seguramente» se anulará la licencia de actividad de Mercadona, aunque el Consistorio espera «no tener que llegar al derribo de la estructura».

Reacción de EH Bildu

La portavoz de EH Bildu en Bilbo, Aitziber Ibaibarriaga, denuncia en declaraciones a BILBOTARRA que el «premio al urbanismo» del Supremo «nos viene a dar la foto real de la ciudad».

«La situación actual es responsabilidad exclusiva del Ayuntamiento al fomentar el urbanismo a la carta. Lo advertimos cuando este tema se llevo al pleno y EH Bildu fue la única formación que votó en contra», ha afirmado Ibaibarriaga.

«Desgraciadamente el urbanismo a la carta es una constante en la práctica del equipo de gobierno. Lo vimos también con la ruinosa operación que rodeó a la construcción de la torre de Iberdrola, en la que por esto mismo el Ayuntamiento dejó de ingresar 25 millones de euros, y en la que también nos quedamos solos», ha añadido.

En lo que se refiere al edificio de Mecadona, EH Bildu apela a «la responsabilidad y visto que el edificio está acabado y en uso», aboga «por buscar y acordar una solución pactada que genere el menor daño posible a quienes no tienen responsabilidad alguna, fundamentalmente la comunidad educativa de la ikastola».

«EH Bildu, que ya auguraba una respuesta negativa por parte del Supremo, está trabajando desde antes de verano una propuesta realista con las partes que suponga una solución definitiva y aceptable para todos. Y que, además, suponga una mejora equipamental para los barrios de San Adrian y Miribilla», ha asegurado.