El Ayuntamiento planea extender la OTA a La Peña, Uribarri, Zorrotza y San Inazio

El concejal de Movilidad y Sostenibilidad de Bilbo, Alfonso Gil, ha anunciado que el Ayuntamiento se plantea, «a medio plazo», extender el sistema de OTA a otros barrios que ahora no cuentan con él, entre los que ha citado a La Peña, Uribarri, Zorrotza y San Inazio.

NAIZ|11/09/2018 13:55
Alfonsogil
Alfonso Gil, concejal responsable del área de Movilidad.

Gil ha remarcado que la OTA «no es un elemento para la recaudación» y ha considerado que los ciudadanos «han interiorizado que la OTA es imprescindible para la movilidad» por lo que contemplan extenderlo a nuevos barrios.

Alfonso Gil ha hecho este anuncio en una comisión municipal en la que ha comparecido, a petición del grupo municipal Udalberri, para explicar los «inconvenientes» sufridos por los vecinos de Bilbo como consecuencia de la supresión del servicio OTA el pasado mes de agosto.

El concejal delegado del Área de Movilidad ha afirmado que el Consistorio ha recibido un total de «119 quejas» y ha asegurado que la supresión de la OTA en agosto ha generado «dificultades de aparcamiento en la zona central» de la ciudad, no así en los barrios, pero «no ha habido caos circulatorio» y la movilidad «no se ha visto alterada» en las calles de la villa.

Gil ha señalado que la eliminación de la OTA en agosto ha «demostrado que es necesaria la extensión» del sistema a otros barrios.

El edil ha avanzado que el Ayuntamiento trabaja en una nueva ordenanza para regular los aparcamientos tanto en superficie como los subterráneos, en la que se planteará una extensión de la OTA «a barrios que lo demanden de manera mayoritaria».

Tras mencionar los barrios de La Peña, Uribarri, Zorrotza y San Inazio como posibles nuevas zonas OTA, Gil ha señalado que «no será un proceso arbitrario, sino a demanda», y ha remarcado que el consistorio acudirá a los barrios a explicar la medida. Ha admitido que, no obstante, la ampliación de la OTA «generará controversia» en algún barrio.

Gil ha indicado que la intención es hacer «factible» esta extensión de la OTA «a medio plazo».

«Efecto frontera», «coche lapa» e «isla»

Según ha asegurado Alfonso Gil, durante el mes de agosto sin OTA se han producido situaciones como el denominado «efecto frontera», el que crean aquellos ciudadanos que normalmente aparcan el coche en barrios sin OTA pero que, al no haberla en agosto, han decidido entrar al centro de la ciudad a estacionar el vehículo.

Al hablar de las dificultades de aparcamiento en agosto, Gil ha destacado que, además del citado «efecto frontera», también se ha producido el «efecto del coche lapa», aquel que «viene, aparca y se queda mucho tiempo». El edil ha señalado que el «coche lapa» provoca un efecto «muy nocivo» y ha sido una de las causas de los «problemas de rotación» de las plazas de aparcamiento detectados en agosto sin OTA.

El consistorio ha identificado también un «efecto isla», el que provoca un visitante llegado de fuera que va a su hotel y deja el vehículo aparcado fuera del establecimiento.

Además de estas consecuencias por la supresión de la OTA, Gil ha indicado que en agosto se registró la entrada a Bilbo, por las mañanas, de 1.300 vehículos más de los que son habituales en agosto, y que también se han incrementado los viajes en los transportes públicos, lo que indica que «ha habido más gente en la ciudad».