Aburto se «enfada» con un joven que le pidió que no cierre el Gazte Lokala de Deustu

Un joven bilbaino fue identificado el jueves a la tarde tras pedir a Juan Mari Aburto que no desalojase el Gazte Lokala de Deustu cuando se le acercó a darle propaganda electoral. Según ha relatado, el alcalde se «enfadó» con él y un guardaespaldas suyo le identificó. Desde el equipo de Aburto han declinado hacer declaraciones al respecto para no dar pábulo a unos hechos infundados.

NAIZ|24/05/2019 11:35
Aburto
Aburto durante un acto de campaña. (@EAJPNVBilbao)

Según ha contado a BILBOTARRA el joven bilbaino Aitor Yarza, el jueves a la tarde se dirigía a coger el metro en la plaza Unamuno para ir a trabajar, cuando el alcalde de Bilbo Juan Mari Aburto le fue a dar un pasquín de propaganda electoral del PNV. Tal como relata Yarza, él le dijo que no lo iba a coger porque «no estaba de acuerdo con ellos», y le pidió que no desalojase el Gazte Lokala de Deustu, «porque más allá de tener una labor política, tiene una labor social para el barrio y en especial para los jóvenes».

Según el relato de Yarza, tras decirle eso, Aburto «se enfadó» y le dijo que era «un imbécil y un sinvergüenza». Acto seguido, cuenta que se le acercó una persona vestida de traje y tras recriminarle, le pidió que se identificase. «Me imaginé que era un guardaespaldas de Aburto, así que me identifiqué porque considero que no hice nada malo. Después me dijo que me iba a caer una multa», ha lamentado el joven sorprendido.

«Tras este incidente he comprobado que a este alcalde no se le puede decir nada. Es una persona que, por lo que yo viví, no le gustan las críticas ni el debate, porque en cuando yo le comenté, de buenas formas, lo que yo pensaba, él se enfadó», reflexiona Yarza.

Pese a parecerle «impensable y ridículo» que en una ciudad como Bilbo «se identifique a una persona por trasladarle una idea al alcalde», tiene miedo a ser multado, «en especial por la Ley Mordaza que está en vigor».

«Los cargos políticos son electos por la gente, y deberían de estar dispuestos a escuchar al ciudadano, aunque éste no le haya votado. Y como alcalde mío que es, creo que tengo derecho a ser escuchado, aún más cuando es él el que se ha dirigido a mí», concluye.

«Increíble» si se conoce al alcalde

BILBOTARRA se ha puesto en contacto también con el equipo de Aburto para conocer su versión, pero han señalado que no van a realizar declaraciones al respecto. De forma oficial han declinado responder pues no quieren dar pábulo a unos hechos absolutamente infundados.

Personas cercanas a Aburto sí han mostrado su enfado por esta información, que tachan de «increíble» con poco que se conozca al alcalde, y han añadido que fue el joven quien utilizó la palabra «sinvergüenza», por lo que fue identificado.

NOTICIAS RELACIONADAS