Alfonso Gil dice que el límite de velocidad de 30 km/h producirá menos atascos

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbo y portavoz del PSE, Alfonso Gil, ha rechazado que la medida de situar el límite de velocidad a 30 km/h por la villa vaya a producir «más atascos, sino menos», y ha rechazado también que se busque «penalizar» con multas.

NAIZ|2018/06/29 10:44
Captura_de_pantalla_2018-06-22_a_las_14.35.03
Alfonso Gil, concejal responsable del área de Movilidad, en la presentación de la campaña. (Bilboko Udala)

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, Alfonso Gil se ha referido al hecho de que desde este sábado, 30 de junio, el límite de velocidad en la capital vizcaina se situará en los 30 km/h.

A juicio del concejal, la reducción de la velocidad supone «un cambio filosófico» y ha defendido que en las simulaciones realizadas desde el Ayuntamiento, circulando a 30 km/h «no hay más atascos sino menos» ya que al ser «una velocidad constante el tránsito por la ciudad se normaliza de otra manera».

Tras recordar que la reducción no se producirá en todas las vías, ha incidido en que se podrá circular a 50 km/h en «conexiones entre barrios y en las entradas y salidas de la ciudad». «La principal industria de la ciudad es el comercio y lo hemos tenido muy en cuenta», ha valorado.

Según ha argumentado, «pacificar el tráfico» ofrece «beneficios» entre los que está la reducción del ruido y ha negado que la intención haya sido establecer una «medida punitiva». «No queremos penalizar sino cambiar hábitos», ha indicado, para añadir que, no obstante, «el reincidente sí será sancionado».

Así, ha defendido que Bilbo está «marcando la tendencia» con este tipo de medidas y además se puede asumir «sin hacer ningún estropicio». «Va a traer a Bilbao muchos beneficios, sobre todo en la salud», ha añadido.

Bilbobus

Por lo que respecta al hecho de que desde este 1 de julio entren en vigor las denominadas paradas intermedias, una nueva medida para dar más seguridad a las mujeres que viajen solas y prevenir ataques sexistas, Gil ha indicado que se aplicará en «todas las líneas» de 22.30 a 06.00 horas.

Según ha afirmado, será la viajera, que debe ir sola, quien comunique al conductor dónde quiere parar y deberá salir por la puerta delantera para «garantizar la seguridad» de la ciudadana.