Críticas de todos los grupos de la oposición al Gobierno municipal de PNV y PSE

Todos los grupos de la oposición han coincidido en criticar al Gobierno municipal de PNV y PSE en el pleno sobre el Estado de la Villa. Desde EH Bildu han señalado que las «ofertas de diálogo» de Aburto no son «creíbles».

NAIZ|2018/09/14 14:38
Captura_de_pantalla_2018-09-14_a_las_14
Aitziber Ibaibarriaga, portavoz de EH Bildu.

La portavoz de EH Bildu, Aitziber Ibaibarriaga, ha asegurado que ni su discurso ni sus «ofertas de diálogo» son «creíbles» porque «la práctica sistemática» del Gobierno local se basa en «el rodillo, pasando por encima o vaciando de contenido» las propuestas de la oposición.

La edil de EH Bildu ha advertido de que «el paro, la precariedad, la situación de la vivienda, la brecha social y urbanística» de Bilbo son «fruto» del modelo de ciudad del Ejecutivo local, que no está «a la altura de lo que la calle les exige». En esta línea, ha valorado la labor del Movimiento de Pensionistas y de la red de acogida de migrantes, lamentando que al alcalde «le moleste esta gente que hace tan grande Bilbao».

El portavoz del PP, Luis Egiluz, ha lamentado que Bilbo ha perdido «influencia» y se ha producido «una inercia, que les ha llevado a quienes gobiernan a la autocomplacencia, al establecimiento de una red clientelar». En este sentido, ha criticado que proyectos como Zorrotzaurre van «despacio» y otros, como Punta Zorrotza o Artxanda, son «poco más que un eslogan».

El edil del PP ha añadido de que el Pacto por la Seguridad «no ha permitido mejorar la cifras de delitos». También ha lamentado que se siga «sin tener respeto» a las víctimas de la violencia de ETA y que el PNV «ha roto el suelo ético de la sociedad y ha estado a favor de los verdugos en algunos momentos». «Se sigue permitiendo la colocación de mensajes que agravian a buena parte de los bilbainos», ha censurado.

La edil de Udalberri Carmen Muñoz ha dicho no entender «cómo puede hablar de éxito» y ha advertido de que existe «un desprecio» por la participación «real» de la ciudadanía, «insultantes agravios comparativos» entre barrios y un «problema acuciante» con el desempleo y la precariedad del empleo creado.

En relación al Pacto de Seguridad, ha recordado que el consenso se logró «por la gravedad de los acontecimientos» y ha advertido de que «todavía a día de hoy no se ha planteado el Plan Estratégico de Seguridad».

Por su parte, el portavoz de Goazen, Francisco Samir Lahdou, ha advertido de que el Gobierno local «falla estrepitosamente» en paliar «las desigualdades» y ha pedido «mayor esfuerzo inversor» para los barrios «todavía abandonados».

Asimismo, ha lamentado que Aburto se «vanaglorie» del Pacto por la Seguridad cuando fue respaldado con «un sí crítico» tras una Navidad «horribilis» y le ha advertido de que su «obligación no es hacer justicia callejera», sino dotar de mecanismos suficientes a la policía.

Críticas sin «contenido»

Desde los grupos que conforman el Gobierno local, la portavoz del PNV, Nekane Alonso, ha lamentado las críticas «vacías de contenido» de la oposición y ha dicho que los bilbainos «saben que el PNV estará al pie del cañón» y también «quienes ponen palos en la rueda y no han querido, en ocasiones importantes para la ciudad, abandonar el no por el no».

El portavoz del PSE, Alfonso Gil, ha asegurado que sigue «la mano la tendida para acordar porque en la diversidad está el éxito», pese a la «acidez» de las críticas de la oposición. Además, ha admitido que ha tenido «contraste de pareceres» con Aburto, pero ha asegurado que no entró en Gobierno con la intención de hacer «un teatrillo que romperíamos seis meses antes» de las elecciones.

En el turno de réplica, el alcalde ha lamentado que los grupos de la oposición hayan «venido a criticar» y muestren «una realidad deprimente» de Bilbo. Según ha remarcado, «los ciudadanos nos quieren ver juntos trabajando» para el desarrollo de la ciudad.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que el portavoz del PP no cree que el PNV «está con los verdugos», y ha respondido a EH Bildu que valora «muy positivamente todo lo hecho» por las organizaciones sociales y que se ha trabajado «en tiempo récord» para atender a los migrantes y, «si hay que hacer más cosas, lo vamos a hacer».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK