Bilbo acoge las I Jornadas Internacionales de Trabajadoras de Hogar y Cuidados

Los días 10 y 11 de noviembre se celebrarán en los locales de Karmela (Santutxu) las primeras Jornadas Internacionales de Trabajadoras de Hogar y Cuidados, con el nombre ‘Ni Chachas ni domesticadas.

NAIZ|2018/11/08 10:30
Jornadas
Cartel de las Jornadas Internacionales de Trabajadoras de Hogar y Cuidados.

Según las fundaciones organizadoras, (Fundación Mundubat, Oxfam Intermón y Fundación Ellacuría) estas jornadas nacen «de la preocupación, desde hace tiempo, de diversas asociaciones y organizaciones por mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras de hogar y de cuidados con la firme intención de transformar de raíz la actual organización social de los cuidados, por injusta y patriarcal».

En ese sentido, creen que estas jornadas serán una «gran oportunidad» para «encontrarnos, re-conocernos, compartir y soñar entre todas esos próximos que nos acerquen hacia donde queremos llegar tanto en Norte como en Sur global».

En las jornadas habrá talleres participativos y actividades culturales con la intención de «seguir compartiendo y profundizando en la temática además de potenciar una agenda común e hilar pasos futuros». Así como diferentes paneles con información de las investigaciones llevadas a cabo por diferentes fundaciones, con procesos de organización colectiva o con historias de vida y lucha de «algunas compañeras» con representantes de diferentes plataformas y colectivos.

Las organizadoras de las jornadas han subrayado que, tal y como se recoge en el documento consensuado por la Plataforma Reivindicativa Trabajadoras de Hogar de cuidados con Plenos Derechos, «es imprescindible la integración plena al Régimen General de la Seguridad Social y estar amparadas por el Estatuto de los Trabajadores; un firme compromiso en la ratificación del Convenio 189 para poner fin a la exclusión y a la servidumbre; y acabar con la discriminación respecto a la equiparación de derechos con el conjunto de los trabajadores y trabajadoras».

Asimismo, quieren dejar claro que las reivindicaciones laborales constituyen solo una parte de sus demandas, y que «el gran reto» es transformar de raíz la forma en la que se estructuran todos los tiempos y trabajos de cuidados, relegados al ámbito privado, doméstico y feminizado».

Con este encuentro, pretenden generar «un espacio feminista y crítico que permita construir pasos comunes de cara a la mejora de las condiciones laborales y a la transformación del lugar social del trabajo de hogar y de cuidados compartiendo y aprendiendo de experiencias de organización y reivindicación colectiva desarrolladas en diferentes territorios».