Trabajadores de Metro Bilbao se concentran para denunciar agresiones a la plantilla

Trabajadores de Metro Bilbao se han concentrado este lunes en el exterior de la estación de Sarriko en para denunciar las 43 agresiones a la plantilla contabilizadas este año, de las que 38 han sido insultos y amenazas y cinco físicas.

NAIZ|2018/12/03 15:18

La concentración se ha desarrollado después de la última agresión ocurrida el pasado 28 de noviembre en la estación de Sarriko, en este caso, contra una supervisora del metro.

En el transcurso de la protesta, en la que se ha desplegado una pancarta en la que se reclamaba el fin de las agresiones, los trabajadores, a través del comité y los delegados de prevención, han manifestado su preocupación ante «los insultos, amenazas y agresiones que, por parte de una minoría de la clientela, han recibido estas últimas fechas sus compañeros».

Según han denunciado, en lo que va de año se han contabilizado más de 38 agresiones vía insultos y amenazas y otras 5 agresiones físicas. «Esta última agresión, la ocurrida el día 28 de noviembre en Sarriko, es la gota que colma el vaso», han añadido.

Los trabajadores han explicado que en 2015 sufrieron un «repunte» de las agresiones y, como consecuencia de la «enuncia social», la conflictividad «se palió de manera transitoria, pero, por desgracia, esta situación se repite año tras año».

Por ello, han hecho un llamamiento para «buscar soluciones urgentes ante este grave problema» y han reclamado a la dirección de la empresa que «se implique de manera inequívoca en este asunto». «Nos encontramos ante un problema estructural y no coyuntural, por lo que debemos continuar con la aplicación de las medidas y protocolos establecidos en 2007, sin caer en la dejación y el relax». Según han dicho, «las medidas adoptadas por la dirección, como el grupo Bidaide, no están dando el fruto deseado, habrá que colaborar en adoptar nuevas medidas para solucionar estas situaciones indeseadas».

Asimismo, se ha reclamado a los trabajadores «calma y profesionalidad», así como «ideas y aportaciones» respecto a las «mejores medidas y soluciones para atajar esta lacra de insultos, amenazas y agresiones».

También han pedido a la sociedad que siga mostrando «colaboración y respeto» hacia la plantilla, «tal y como lo hace el 99% de las personas que utiliza Metro Bilbao». «No podemos permitir que las actuaciones de una minoría empañen el correcto comportamiento de una inmensa mayoría, el personal de Metro Bilbao esta para ayudar a las personas usuarias y dar una atención profesional como han demostrado durante estos 23 años», han añadido.

El comité de empresa ha solicitado a la dirección que «colabore activamente» en la denuncia pública de estas agresiones porque, «de nada sirve acompañar en esta concentración, si con todos los medios de que disponen se dedican a silenciar los ataques en vez colaborar en su visualización».

Por ello, les ha reclamado «una actuación y compromiso público más firme» y ha explicado que están analizando los ataques recibidos hasta el momento para poder plantear medidas contra ellos, «medidas de carácter preventivo, análisis de recursos humanos y económicos, y posibles soluciones».