Condenado por quedarse con la colección de guitarras y vinilos de un amigo

La Audiencia de Bizkaia ha condenado a un año de prisión a un hombre que se apropió de una colección de cinco guitarras eléctricas y unos 800 discos de vinilo y DVDs de un amigo que le había pedido que los guardara de manera temporal.

NAIZ|2019/01/17 14:59

La sentencia de la sección sexta del tribunal vizcaino ha obligado además al condenado a devolver todos esos objetos a su propietario «en el estado en que se encontraban cuando los recibió para guardarlos», si bien añade que, de no hacerlo, deberá indemnizar con 18.600 euros a quién fuera su amigo.

La resolución recoge como hechos probados que en diciembre de 2012 la víctima pidió al acusado que, «en base a la relación de confianza y amistad que mantenían desde hacía muchos años», le guardara de manera temporal su colección de guitarras eléctricas y de vinilos, ya que se iba a trasladar a Sevilla.

El acusado aceptó guardar tres guitarras Gibson (valoradas en 650, 1.500 y 2.000 euros); otra Gibson Custom americana valorada en 1.800 euros y una Fender Stratocaster del año 1989 valorada en 650 euros. Además, la víctima le hizo entrega de alrededor de 800 discos de vinilo de coleccionista y dos bolsas con DVDs de música y películas, valorados en unos 12.200 euros.

Sin embargo, la víctima explicó que, para él, el valor de todos esos objetos «iba más allá del estrictamente económico».

Dos meses después, el propietario de las guitarras y los discos reclamó a su amigo en numerosas ocasiones que se los devolviera, pero éste le dio largas y evasivas, y hasta dejó de contestar a las llamadas de quién había sido su amigo que, en junio de 2014 interpuso una denuncia por apropiación indebida.

El tribunal ha considerado probado que el acusado no devolvió esas colecciones que eran propiedad de un amigo y le ha condenado a un año de prisión y a devolver los objetos de los que se había apoderado.