El restaurante Amboto cierra sus puertas tras más de 70 años en el Casco Viejo

El restaurante Amboto del Casco Viejo cerrará sus puertas este viernes, 31 de mayo. Tras más de 70 años ofreciendo los sabores de la cocina tradicional vasca cierra tras no tener relevo generacional. BILBOTARRA ha estado en el restaurante el mismo día de la clausura.

Asier ROBLES|2019/05/31 12:59
Captura_de_pantalla_2019-05-31_a_las_13.08.51
Restaurante Amboto del Casco Viejo de Bilbo.

El restaurante Amboto abrió en 1947 de la mano del matrimonio formado por José Oleaga y María Elorriaga, que provenían del barrio de Atxuri de Mungia. Situado en el número 2 de la calle Jardines del Casco Viejo bilbaino, enfrente existía otro restaurante llamado Gorbea, y por ello, decidieron llamarle Amboto, algo que más tarde otros restaurantes de la zona repitieron y le pusieron a sus establecimientos nombres de montes vizcainos.

El Amboto ha visto pasar por sus comedores varias generaciones de bilbainos y forasteros con el deseo de degustar la cocina tradicional vasca. En 1972, Jon y Javier, hijos de José y María, tomaron el relevo al frente del restaurante, y en los últimos años han sido Jon Oleaga y su mujer Mercedes Otegi los que lo han llevado. Entre las especialidades del Amboto, Oleaga destaca el bacalao, la merluza y el solomillo al foie, pero señala que tienen un carta «muy extensa», con alrededor de 50 platos.

Tras más de 70 años el Amboto cierra sus puertas este viernes, 31 de mayo, y BILBOTARRA se ha acercado para hablar con sus dueños. Después de cuarenta años trabajando, Oleaga afirma que se jubila cansado. «Con una media de 15 horas al día trabajando no se puede aguantar. Pensaba que el final sería más tranquilo, pero estoy rompiéndome los cuernos», comenta Oleaga tras afirmar que cada vez es más difícil competir con otro tipo de establecimientos.

Oleaga agradece que sus padres le hayan enseñado a cocinar y a trabajar bien, y lamenta que cada vez es más difícil que los negocios pasen a la siguiente generación. De hecho, no es el único restaurante de cocina tradicional que cierra en el Casco Viejo. Hace unas semanas lo hizo el Txiriboga, el 9 de junio lo hará la Sidreria Arriaga y otros establecimientos como el Egiluz, Mandoya o Urbieta también están en peligro. «Se debería de cuidar más la cocina de aquí», concluye Oleaga tras afirmar que para ellos el Amboto significa «la vida».