Norman Foster se encargará de la ampliación y reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbo

El proyecto contempla una reforma de 2.250 metros cuadrados de la actual superficie ya construida y la extensión de las instalación actuales en 5.140 metros cuadrados de nueva construcción Además, la nueva arquitectura deberá unir el museo con el Parque de Doña Casilda y la zona de Abandoibarra.

Naiz|Bilbo|2019/07/23 13:13
Norman_foster
El arquitecto británico asistió al curso de museografía del BBAA en 2018. (June PRIETO / FOKU)

Norman Foster, en colaboración con el arquitecto vasco Luis María Uriarte, se encargará del proyecto de ampliación y reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbo, según ha dado a conocer el Patronato de la Fundación del museo bilbaino.

Los seis equipos finalistas que pasaron a la segunda fase de presentación de propuestas, de los 57 admitidos, fueron Nieto Sobejano Arquitectos S.L.P.; Rafael Moneo; UTE Foster + Partners Ltd. + LM Uriarte Arkitektura S.L.P.; UTE BIG, AZAB, Proskene; UTE Snohetta + Foraster Arquitectos; y UTE SANAA Jimusho Ltd. + I. Aurrekoetxea & Bazkideak.

Finalmente, el jurado del concurso ha elegido la idea presentada por Norman Foster, responsable del diseño de las estaciones de Metro Bilbao, para llevar a cabo la ampliación y reforma del museo, que supondrá una inversión total de 22 millones, incluído el nuevo edificio auxiliar anexo previsto que contará con 3.000 metros cuadrados de superficie adicional.

El proyecto de ampliación del Museo de Bellas Artes contempla una reforma de 2.250m2 de la actual superficie ya construida y la extensión de las instalaciones actuales en, al menos, 5.140m2 de nueva construcción.

Además, debe integrar la nueva arquitectura con los dos edificios existentes, testimonio de dos tipologías diferenciadas de exposición del arte, así como facilitar la mejor solución urbanística para aprovechar la privilegiada localización del museo en el entorno del Parque de Doña Casilda y conectarlo, a su vez, con el borde del Ensanche moderno de la ciudad y con la reciente expansión metropolitana en la zona de Abandoibarra.

Del mismo modo, se busca mejorar su accesibilidad y comunicación en relación con los flujos turísticos de la ciudad, específicamente en relación a su conexión hacia el Museo Guggenheim para constituir un eje, así como dotar al museo de un nuevo espacio de acogida de unos 1.000 m2 que permita una mejor conexión entre los accesos actuales de los dos edificios y una más clara comunicación interna entre los diferentes espacios expositivos y servicios.

Además, se busca incrementar la superficie expositiva de la colección en 1.500 m2 con la reforma de los espacios existentes crear un nuevo espacio de exposiciones temporales de 2.000 m2, y reformar los espacios existentes para facilitar la ampliación de los servicios de educación y difusión.

El Museo de Bellas Artes de Bilbo expondrá al público, a partir del próximo lunes, 29 de julio y hasta el 6 de octubre, los seis proyectos arquitectónicos que han competido en el concurso internacional para ampliar y reformar el centro expositivo bilbaino.