El Gobierno Aburto propone aumentar las calles que pagan más impuestos

El equipo de gobierno PNV-PSE que preside Juan Mari Aburto ha hecho una revisión de la escala fiscal de las calles de la villa en la que propone reducir de 7 a 5 el número de categorías y en la que se aumentan las vías de primera y segunda, cuyos vecinos son los que más impuestos municipales pagan. No avanza cuánto recaudará más.

NAIZ|2019/10/09 13:17
Consistorio
El Gobierno Aburto pretende actualizar la carga fiscal de las calles de la villa. (Marisol RAMIREZ | FOKU)

La concejala de Hacienda, Marta Ajuria, ha explicado este miércoles en comisión el proceso llevado a cabo para la revisión de la categoría fiscal de las calles de Bilbo, un indicador utilizado por el Ayuntamiento para calcular los impuestos y tasas locales que deben satisfacer los contribuyentes.

El modelo actual, en vigor desde 1987, establece 7 categorías de calles. El 70% de las vías se agrupa en las categorías quinta, sexta y séptima; hay un 15% de calles de tercera y cuarta categoría, y otro 15% de primera y segunda.

En la propuesta del Gobierno Aburto la nueva escala se reduce a 5 categorías, en las que las calles de primera y segunda, cuyos vecinos son los que más pagan en impuestos, aumentan hasta el 27%. Además, un 23% se adscribe a la tercera categoría, y el 50% de las calles sería de cuarta y quinta categoría.

Ajuria ha asegurado que no han hecho un cálculo sobre cuánto impacto económico tendrá esta revisión de la categoría fiscal de las calles en los recibos que abonan los vecinos por los impuestos municipales, ya que esa estimación corresponde a una segunda fase del proceso que comenzarás ahora. La delegada de Hacienda ha puntualizado que no puede ofrecer un plazo para avanzar cuándo terminará todo el proceso.

En todo caso, la edil ha destacado que el Consistorio seguirá «la misma línea» que cuando hace dos años se revisaron los valores catastrales en Bizkaia, que inicialmente fijaban un incremento medio del valor de los inmuebles en un 316% en Bilbao, pero el Gobierno municipal aplicó un incremento medio del 4%.

«Entonces se buscó un equilibrio para no perjudicar a los ciudadanos en el recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles, el de mayor peso fiscal), y ahora se hará de la misma manera», ha añadido Ajuria.

Actualización

Con la actual escala, una vivienda de primera categoría, situada en la plaza Moyúa o en Gran Vía, tiene un valor de 3.932 euros por metro cuadrado. En el otro extremo, una vivienda de los montes Avril o Pagasarri está estimada en 0,34 euros/metro cuadrado. Con la nueva escala, una vivienda en Moyúa llegaría a 5.691 euros por metro cuadrado; en el Pagasarri, 298 euros.

La concejala de Hacienda ha subrayado que Bilbo ha evolucionado desde que hace 32 años se estableció la actual categoría fiscal de las calles, por lo que se hacía necesario fijar un «equilibrio más adecuado» que atendiese a la configuración de la trama urbana actual.

Para diseñar la nueva categorización de las calles, el Consistorio ha tenido en cuenta en primer lugar las ponencias de valores catastrales aprobadas por la Diputación de Bizkaia y en vigor desde 2017, que establecen unos valores básicos de suelo actualizados para Bilbo y facilitan una base de cálculo para definir las nuevas categorías.

Además de los valores catastrales se han tenido en cuenta otros factores, como el estado de las calles y su proximidad a los medios de transporte públicos y a parques urbanos. También se valoran aspectos como las reformas recientes de las calles o si se trata de vías peatonales. De esta forma el Ayuntamiento ha agrupado en cinco categorías las 975 calles de la capital.

Con las cinco categorías, Bilbo se sitúa a la par que ciudades como Las Palmas, Alicante e Iruñea. Gasteiz tiene 4 categorías y Donostia 6, mientras que Madrid cuenta con 9, Sevilla con 8 y Barcelona con 7.

En la comisión, la oposición ha preguntado a Ajuria sobre el impacto económico que tendrá esta revisión en los recibos de los contribuyentes. La concejala ha insistido en que por el momento se desconoce cómo afectará el nuevo modelo, ya que esa labor corresponde a una segunda fase que se hará ahora para analizar el impacto que tendrá la nueva escala en los diferentes impuestos y tasas municipales, aunque, según ha remarcado, se buscará un «equilibrio para que, quien más tenga, más pague».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK