Trabajadores del Ayuntamiento y subcontratas se movilizan contra los nuevos presupuestos

Trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de Bilbo y subcontratas han denunciado este viernes que el nuevo presupuesto municipal «no da respuesta a las necesidades de la ciudadanía».

NAIZ|2019/11/29
Captura_de_pantalla_2019-11-29_a_las_13.53.53
Protesta de los trabajadores del Ayuntamiento y subcontratas.

Las trabajadoras y trabajadores del Ayuntamiento de Bilbo y subcontratas se han manifestado este viernes frente al consistorio para denunciar que el nuevo presupuesto municipal «no da respuesta a las necesidades de la ciudadanía».

Al mismo tiempo, el pleno del Ayuntamiento estaba reunido para aprobar los presupuestos de 2020. Dichas cuentas han salido adelante con los votos a favor del PNV y PSE y han sido rechazadas por EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP.

A juicio de LAB, el Presupuesto «debería priorizar el desarrollo de unos servicios públicos de calidad que den respuesta a las necesidades de la ciudadanía, asegurando un reparto justo de la riqueza generada entre todos y todas». Sin embargo, el sindicato asegurá que los presupuestos aprobados n«no cumplen ese objetivo».

Además, LAB considera que el Ayuntamiento «debe asumir su responsabilidad en la precarización del empleo». «Hoy en día, en muchas contratas, el trabajo está precarizado, más aun en los sectores feminizados (jornadas parciales, temporalidad…), donde en algunos casos no se cumplen los aspectos más básicos del Estatuto de los Trabajadores como es el derecho al descanso», ha explicado. Por ello ha instado al consistorio a «vigilar y expedientar» a las contratas que incumplen la normativa en materia laboral.

Asimismo, LAB también ha insistido en la necesidad de que el Ayuntamiento incluya en en los pliegos de las contrataciones cláusulas necesarias para que «las condiciones laborales de los y las trabajadoras no sean precarias». Entre esas cláusulas ha destacado el sueldo mínimo de 1.200 euros, cumplir el convenio provincial, la subrogación, premiar la cantidad de contratos indefinidos y incluir criterios de igualdad entre mujeres y hombres, como por ejemplo la brecha salarial.

«El Gobierno Municipal en ningún momento se plantea un compromiso claro contra la precarización del empleo que está generando cada vez más trabajadores y trabajadoras pobres», ha concluido LAB.