Nuevas críticas al uso privado del mercado de La Ribera

El uso por parte de la empresa de vehículos industriales MAN de buena parte del mercado de La Ribera para fines publicitarios ha provocado nuevas quejas de vecinos del Casco Viejo bilbaino. Desde la plataforma SOS Alde Zaharra reivindican la plaza de abastos para el barrio y anuncian movilizaciones.

Agustín GOIKOETXEA|2020/02/14
Ribera
Movilización vecinal que tuvo lugar en setiembre de 2019.

Sucedió en setiembre de 2019 y la historia se repite. Tal como hizo entonces Wolswagen, la compañía de la multinacional alemana que se dedica a la producción de vehículos industriales ha alquilado desde el 10 de febrero al 24 de marzo gran parte de la superficie del emblemático mercado de La Ribera para promocionar su imagen de marca. La elección de Bilbo, aseguran desde MAN, responde a la combinación entre «destino moderno y ciudad de clase trabajadora».

Las fiestas privadas organizadas por Wolswagen en el área gastronómica de la plaza de abastos provocaron en la anterior ocasión protestas del vecindario del Casco Viejo. Decenas de agentes de la Policía Municipal y Ertzaintzan trataron de impedir una concentración de los y las residentes del centro histórico molestos por las afecciones que generaba a diario el evento.

Desde SOS Alde Zaharra se indica que esta cesión de espacios y la cobertura pública es posible gracias a «la lógica del Ayuntamiento de favorecer que nuestra ciudad sea un escaparate de las potentes marcas». Por la información de la que disponen, en esta ocasión, MAN podrá desarrollar eventos hasta la una de la madrugada, algo que preocupa

La iniciativa ciudadana denuncia la «deriva» que está sufriendo el Casco Viejo, «en el que los pocos espacios que podrían satisfacer las necesidades de los y las vecinas son cedidos sin tener en cuenta las consecuencias que acarrea». Así, ven necesario «presionar» al Consistorio bilbaino para que deje de promocionar su barrio «como un centro comercial en el que los beneficios de unos pocos son la prioridad, alejado de las problemática reales» que tienen.

Movilizaciones

«Queremos que se acaben este tipo de eventos en el barrio, que se escuchen las demandas de la vecindad y trabaje poniendo medidas para construir un Casco Viejo habitable», exponen. Así, llaman a luchar al vecindario «por un modelo de barrio que nos respeta a las que aquí vivimos».

En esta línea, animan a participar en las movilizaciones que se puedan convocar y también a presentar denuncias por las afecciones que les generen estas fiestas privadas. En marzo, precuisamente, SOS Alde Zaharra va a abordar esta problemática en unas jornadas sobre gentrificación que se celebraron los días 14 y 15.

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...