A información pública el permiso de instalación de un polvorín para excavar el túnel de Seberetxe

La excavación del túnel de Seberetxe, parte de la ampliación de la Supersur, obligará al empleo de explosivos para horadar las rocas del macizo del Pagasarri. En ese contexto, la empresa Tunelan Obras Subterráneas SL ha solicitado permiso para instalar un polvorín que almacenará 2 toneladas de explosivo y otro con capacidad para 1.250 kilos detonadores.

A.G.|2020/02/21
Bolintxu
Manifestación convocada hace un año en defensa de Bolintxu. (Marisol RAMIREZ | FOKU)

El Boletín Oficial de Bizkaia publica hoy un anuncio de la Subdelegación del Gobierno español en Bizkaia por el que se somete a información pública la solicitud de Tunelan Obras Subterráneas SL para instalar un depósito de explosivos en el término municipal de Bilbo. El polvorín, así se expone, abastecerá de explosivos y detonadores a la construcción del túnel de Seberetxe, que forma parte del proyecto de la Variante Sur Metropolitana en el tramo Bolintxu-Beleluri.

Tras el desmonte en el área de Beteluri, toca abordar la excavación del túnel con vista a que en 2023 se produzca la conexión entre la Supersur y la autopista AP-68. Además de la galería, se tendrá que ejecutar el tramo Bolintxu-enlace de Beteluri. En la otra vertiente del macizo del Pagasarri, entre Peñascal y Bolintxu, se acomete la construcción del tunel de Arnotegi.

Túnel de Seberetxe

El túnel de Seberetxe se inicia en los estribos este de los viaductos de Bolintxu. Se trata de un túnel bitubo con tres carriles en la calzada sentido Cantabria y una longitud total de túnel en mina de 524,8 metros, además de dos carriles en sentido Araba con una longitud de 531,1 metros. A estas longitudes, se suman 15 metros de falso túnel en el lado de Bolintxu y 54 metros en el lado de Seberetxe. Su perforación se acometerá mediante métodos convencionales, bien mediante excavación mecánica o voladura en terrenos rocosos.

Desde la Plataforma contra la Ampliación de la Supersur, que se manifestará el 29 de febrero en Bilbo, ha asegurado esta semana en rueda de prensa que «las obras han dejado un saldo de 15 hectáreas de bosque destruidas en el entorno de Seberetxe, incluidos varios hábitat de Interés Comunitario».

«De seguir ese camino llegará al valle de Bolintxu, la joya del macizo del Pagasarri», un enclave que está «reconocido en el Plan Especial del Pagasarri como la zona de mayor riqueza en valores naturales del municipio bilbaino y la propia Diputación lo considera un espacio a preservar por su alto interés en términos de biodiversidad», recuerdan los convocantes de la protesta.