Aburto tarda tres días en responder al vecindario de Deustuibarra alarmado por el amianto

Tres días ha tardado el Gobierno municipal, en la persona del alcalde, en responder a las y los vecinos de Deustuibarra preocupados por el modo en que se han retirado la cubierta de viejos pabellones con amianto en el centro del barrio. Juan Mari Aburto se ha limitado a indicarles que los trabajos finalizan hoy y mañana todo estará «limpio y recogido».

Agustín GOIKOETXEA|2020/03/26
Amianto%e2%80%93deustu
Trabajadores retirando las placas de fibrocemento.

Malestar en Deustuibarra por el modo en que la Comisión Gestora de Zorrotzaurre y el Ayuntamiento de Bilbo han actuado ante la retirada de placas de fibrocemento con amianto de las cubiertas de varias naves a la altura de los números 43 al 47 de la Ribera de Deusto.

La sorpresa saltó el pasado lunes cuando el vecindario vio como varios trabajadores realizaban esa tarea y descubrir que la única indicación era un cartel de obra en el acceso a un callejón sin tránsito. Luego un operario les dio algún detalle y les advirtió de que mantuviesen cerradas las ventanas de sus viviendas.

Denunciaron que no se estaban adoptando las pertinentes medidas de protección, ya que mientras los operarios estaban debidamente pertrechados, a ellos nadie les había prevenido, «al menos con un cartel de InfoBilbao» en los portales afecados. Tras realizar difrentes gestiones, al menos con dos ediles, el director de la Comisión Gestora de Zorrotzaurre, Juan Carlos Sinde, les dio alguna explicación, sin más.

Los contactos ante Seguridad Ciudadana, Osalan y el Consistorio por varias vías no han recibido respuesta que les satisfaciese, «pasándose el problema uno al otro», han lamentado. Su petición era clara, querían que se paralizasen los trabajos y se analizasen los riesgo para el entorno, al estimar que el peligro para la salud pública era evidente

Hoy, Erribera Auzo Elkartea ha contactado con EH Bildu para que tratara que el Gobierno municipal actuase al respecto. A través de un escrito, han informado que la retirada de la cubierta con piquetas estaba provocando que las placas de fibrocemento se rompiesen y soltasen partículas de amianto.

«Se nos propone que cerremos las ventanas mientras se hacen los trabajos, pero las partículas de amianto, por su microscópico tamaño, se mantienen suspendidas en el aire horas, aun habiendo acabado el trabajo del día siguen ahí, y el mismo aire las transporta y deposita en nuestros balcones, alfeizares, etc., haciendo que el riesgo esté presente para nuestra salud», han expuesto en la misiva, añadiendo que cerrar las ventanas es una «medida claramente es insuficiente y no resuelve nada».

No era el momento

Todo ello en un contexto de confinamiento a causa de la alerta sanitaria por el coronavirus. «No tenemos ninguna opción de alejarnos del foco, ni por unas horas, tenemos que quedarnos ahí, menores incluidos que son mucho más sensibles, respirando ese ambiente tan dañino, jugándonos la salud», han advertido en la carta remitida a EH Bildu y que este grupo municipal ha hecho llegar al alcalde.

«Realmente este no es el momento de realizar unas tareas que suponen un riesgo para la salud. Teniendo además en cuenta que se nos priva de la única opción de salir al aire libre; nuestras ventanas o balcones, que deben estar cerrados a cal y canto, aunque esto no sirva ni a medias», han defendido.

EH Bildu ha enviado esta carta al alcalde y también al concejal de Planificación, Asier Abaunza, al entender que el vecindario afectado merecía al menos una explicación y que se paralizasen las obras. A través de un mensaje, Juan Mari Aburto les ha informado de que las labores de retirada de la cubierta de esos pabellones finalizará hoy y mañana todo estará «limpio y recogido».