Garitano renueva con el Athletic por una temporada

Tras lograr la salvación la campaña anterior, la clasificación para la final de Copa en el presente curso le ha servido a Garitano para prolongar su vinculación con el Athletic por una temporada más.

Manex ALTUNA|2020/05/31
Garitano
Garitano con Elizegi en San Mamés tras renovar. (@AthleticClub)

Gaizka Garitano seguirá en el banquillo del Athletic la próxima temporada. El club rojiblanco ha confirmado la renovación hasta junio de 2021 del técnico de Derio. La noticia era esperada desde hace tiempo ya que tanto el presidente Aitor Elizegi como el director deportivo, Rafa Alkorta, habían dejado clara su postura al respecto con anterioridad.

Asimismo, el jugador Óscar de Marcos comentaba el día anterior en Lezama que la plantilla estaba contenta con el trabajo del de Derio y que los resultados cosechados desde que se hizo cargo del equipo avalaban su renovación. En estas dos últimas temporadas, Garitano ha dirigido al Athletic en 61 partidos, logrando 27 victorias, 18 empates y 16 derrotas.

En declaraciones difundidas por el club Garitano destacaba que «estoy muy contento por la confianza demostrada por el club, es el equipo del que soy desde pequeño, de mi corazón. Dirigirlo es una alegría y responsabilidad» y añadía que «es un día para dar las gracias a todo el mundo, a Aitor (Elizegi), al ‘presi’, por su confianza, a Rafa (Alkorta), a todos los trabajadores del club que hacen posible que el Athletic tenga este prestigio y grandeza, a todos los empleados de Lezama, al staff, a los jugadores, que sin ellos sería imposible. Y sobre todo a la afición, que nos ayuda en los momentos difíciles».

El de Derio valoraba que «la experiencia vivida este año en la Copa es magnífica y tenemos la oportunidad de ganar un título. Hay que quedarse con las cosas positivas y tratar de mejorar», además de añadir que «el objetivo del equipo en estas once jornadas es claro pese a la desventaja de cinco puntos con el Valencia, tratar de entrar en Europa».

Salvación y final de Copa

El entrenador vizcaino tomó las riendas del Athletic tras la destitución de Berizzo en diciembre de 2018. Garitano daba el salto desde el filial y desde los primeros partidos consiguió dar la vuelta a una situación preocupante. El conjunto rojiblanco se encontraba en la parte de abajo de la clasificación y remontó el vuelo de tal manera que acabó la campaña peleando por entrar en Europa en el último partido.

Sin embargo, la derrota en Sevilla dejó al Athletic sin el premio europeo pese a mandar un balón al larguero en el descuento que le hubiera otorgado el billete. En la fase final del campeonato el equipo desperdició la ventaja que atesoraba, pero desde el club rojiblanco consideraron que se había ganado con creces la continuidad.

El presente curso arrancaba con importantes victorias en San Mamés ante equipos como Barcelona y Real. En el inicio de la Liga el Athletic llegó a situarse como líder en setiembre tras ganar al Alavés. Después llegaría una racha de cinco partidos sin ganar, hasta volver a completar otra tanda de resultados positivos que le ubicó en los puestos europeos a inicios de diciembre tras ganar al Granada en casa. El Athletic se mostraba contundente en su campo, pero perdía muchos enteros fuera.

El descalabro en el campo del Betis, encajando tres goles en la primera media hora, generó dudas en el técnico que en los siguientes encuentros a domicilio apostó por reforzar la línea defensiva con tres centrales. La fórmula sirvió para salir sin derrotas de campos como el del Real Madrid y el Sevilla. Al mismo tiempo, al Athletic le empezó a pasar factura compaginar las eliminatorias de Copa a partido único y encadenó una racha de diez partidos sin ganar que le dejó en mitad de la tabla.

La clasificación para la final de Copa y las dos victorias consecutivas en Liga antes del parón por el coronavirus consiguieron levantar el ánimo del equipo. Garitano se ha ganado la confianza en base a los resultados entre los rectores del club, pero el juego del Athletic no termina de enganchar. Contundente en defensa, no en vano es uno de los equipos que menos goles encaja, le cuesta mucho crear juego y materializar las ocasiones en ataque.

Otra de las dudas que suscita su trayectoria es la gestión de la plantilla ya que en el tramo más cargado de partidos apenas realizó rotaciones. Algunos jugadores como Iago Herrerín e Ibai Gómez ya han dejado entrever en declaraciones que han valorado la opción de dejar el Athletic en busca de más minutos.

A su favor cuenta que poco a poco está remodelando el equipo dando entrada a futbolistas jóvenes como Unai Simón, Unai López, Villalibre, Córdoba, Sancet, Larra o Unai Vencedor, el último en debutar.

Con el aplazamiento de la final de Copa, la renovación llega antes de comenzar este atípico esprint de final de temporada con once partidos en mes y medio en los que el Athletic buscará luchar por un puesto europeo. La tarea no es nada sencilla ya que parte con una desventaja de cinco puntos y al jugarse los partidos a puerta cerrada no podrá contar con el apoyo de la afición de San Mamés.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...