Diferentes asociaciones de Bilbo valoran su participación en el pleno del Ayuntamiento

A través de una nota, la Federación de Asociaciones Vecinales de Bilbo, Ekologistak Martxan, Biziz Bizi, Auzotarrok, Ongi Etorri Errefuxiatuak y el Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia han asegurado que, tras el pleno del pasado jueves, seguirán trabajando «por una revisión del modelo de ciudad para adaptarlo al escenario actual».

NAIZ|2020/06/29
Captura_de_pantalla_2020-06-29_a_las_14.42.13
Diferentes asociaciones de Bilbo en una rueda de prensa. (Marisol RAMIREZ/FOKU).

La Federación de Asociaciones Vecinales de Bilbo ha valorado «positivamente» el resultado de su participación en el pleno del pasado jueves en el Ayuntamiento de Bilbo ya que, «aunque el Equipo de Gobierno se escudó en el reglamento para votar que no a nuestra moción, facilitamos que se generara el debate en torno a un cambio de modelo de ciudad, debate importante que compartimos junto con otros colectivos».

Ongi Etorri Errefuxiatuak defendió el derecho al padrón para toda la ciudadanía bilbaina, tengan un domicilio o no. Y es que hasta ahora, dicho certificado imprescindible y documento básico para poder, entre otros, ejercer la ciudadanía, no estaba al alcance de todas las personas. Esperan que lo firmado en el pleno «se aplique en su forma amplia y no restrictiva», y valoran positivamente lo acordado y seguirán de cerca la ejecución de la propuesta.

Sin embargo, los diferentes colectivos lamentan que otras propuestas no llegaron a ser expuestas en el pleno, por lo que consideran un «déficit reglamentario, que únicamente permite tres propuestas en el turno popular». Aun así, han adelantado que dichas asociaciones volverán a presentar sus propuestas en setiembre.

En el caso de Auzotarrok, la coordinadora de comisiones de fiestas de los barrios de Bilbo, plantea la necesidad de adaptar los eventos festivos y culturales de los barrios al nuevo escenario tras la pandemia. Así mismo, destaca «preocupación porque la no celebración de las fiestas anuales de barrios suponga la imposibilidad de financiar las actividades próximas».

Ekologistak martxan apuesta por una ordenación urbanística que reduzca el uso de combustibles fósiles, especialmente en el transporte privado «como importante causa de la contaminación en la ciudad», así como la puesta en marcha de planes para mitigar el cambio climático, «cumpliendo con la declaración de Emergencia Climática aprobada el pasado año por el Ayuntamiento, pero aún sin abordar».

Por otra parte, Biziz Bizi, la Asociación de Ciclistas Urbanos de Bilbo, solicita la creación de una Mesa de la Movilidad para dar un «espacio abierto y participativo» al Foro de la Movilidad y así: «Poder participar activamente en el desarrollo de la ciudad y que sea más amable y habitable; ar espacio a diversos grupos sociales y agentes interesados a las políticas de movilidad; y marcar objetivos y plazos en los planes de movilidad y realizar un seguimiento de los mismos evitando que queden en el olvido o se pierda su realización entre diversos departamentos una mesa de la bicicleta para intentar dar espacio al Foro de la movilidad.

El Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia también apuesta por un PGOU «más verde». Ha presentado alegaciones para «recuperar un espacio infrautilizado, como los 17.000 metros cuadrados de la Plaza de toros, y ponerlo al servicio de la ciudadanía».

Estos colectivos consideran que el equipo de Gobierno «no está abordando como es debido los problemas que nos ha planteado la pandemia y no muestra una voluntad de realizar los cambios profundos que esta requiere». Asimismo, consideran que el borrador actual del PGOU «está obsoleto y ha de ser revisado teniendo en cuenta las nuevas necesidades y prioridades surgidas tras la covid-19.

«Seguiremos trabajando para que la ciudadanía sea sujeto activo en la construcción de Bilbo y construir, junto con otros colectivos como los citados, una ciudad más justa y sostenible para todas las personas», concluyen en la nota.

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...