La nefasta gestión de los tiempos y falta de tacto con Beñat y San José

Al igual que ocurrió la temporada pasada con Markel Susaeta, el Athletic no ha acertado a gestionar la salida de Beñat y San José al alargar la decisión sin necesidad y provocar el enfado de los aficionados. Si el club pretendía solucionar la situación, en el anuncio de despedida ha dejado en evidencia su escaso tacto al esperar hasta julio para comunicar que no iban a seguir.

Manex ALTUNA|2020/07/08
Benatsanjo
Beñat y San José en el banquillo durante el partido ante el Atlético de Madrid. (LOF)

Beñat Etxebarria y Mikel San José pondrán el punto final a su carrera en el Athletic este verano. El club rojiblanco hizo oficial ayer una decisión que se intuía al comprobar la escasa participación de los jugadores durante el presente curso. Ninguno de los dos ha jugado tras la reanudación del campeonato. Los propios protagonistas ya lo dejaron entrever en el comunicado que emitieron anunciando que iban a seguir hasta acabar la temporada.

Nadie discute la decisión deportiva ante la evidencia de que no cuentan con la confianza de Garitano. Dani García, Unai López y Vesga están por delante suyo en las opciones que maneja el técnico en el centro del campo y para la próxima campaña se espera que Unai Vencedor y Peru Nolaskoain puedan quedarse en el primer equipo.

Incluso, ayer algunos medios resucitaron la posibilidad de que Javi Martínez recale en Bilbo. Una cantinela que se repite cada cierto tiempo, pero que se presenta complicada ante la ficha que percibe el jugador en el Bayern de Múnich, club en el que todavía tiene un año más de contrato.

En el fútbol, como en la vida, todas las etapas tienen un final. Y viendo cómo se han desarrollado los acontecimientos era imposible un escenario distinto. Por eso no se entiende el alargar hasta julio, a menos de quince días para acabar la temporada, una decisión que se debería haber tomado con tiempo y compartiendo la situación con los protagonistas.  Si el Athletic buscaba solucionar el asunto, después de mantener silencio durante una semana, lo que ha conseguido con el comunicado de ayer es dejar en evidencia la falta de tacto.

La gestión de los tiempos y la actitud por parte del club ha sido nefasta. Al inicio del curso trasladaron a los jugadores que iban a tomar una decisión en el mes de mayo. El parón por el coronavirus modificó el calendario aumentado la incertidumbre sobre su caso. El director deportivo, Rafa Alkorta, aseguraba en una entrevista antes de que se reanudara la Liga -Garitano lo confirmó en sus comparecencias- que les habían pedido continuar hasta el final del campeonato.

La semana pasada se conocía que la propuesta del Athletic no contemplaba ninguna compensación económica por prolongar su vinculación y se limitaba a cubrir con un seguro las posibles lesiones. Beñat y San José, que en todo momento han transmitido su intención de seguir jugando a fútbol el año que viene, optaron por acabar la temporada con el Athletic.

No sabremos si con el planteamiento Alkorta buscaba que los jugadores rechazaran la propuesta para poder decir que solo les importa el dinero o intentaba motivarles para esforzarse más en el tramo final con la posibilidad de recibir una oferta de renovación. En todo caso, no parece de recibo dudar del compromiso y profesionalidad de futbolistas con una trayectoria impecable.

Al igual que ocurrió la temporada anterior con Markel Susaeta, desde la directiva que preside Aitor Elizegi y la dirección deportiva que encabeza Alkorta no han sabido anticiparse en la gestión de la situación y, por ello, han recibido las críticas de muchos aficionados.

El Athletic decía ayer que realizará un acto de reconocimiento a su trayectoria en el último partido de Liga ante el Leganés en San Mamés. Una despedida triste, sin público, que va a dejar un mal sabor de boca a los protagonistas y habrá que ver cómo afecta en el vestuario a medio plazo. No se puede esperar fidelidad por parte de los futbolistas, si no se sabe cuidar a los de casa.

El Athletic ha desperdiciado una buena ocasión para hacer realidad esos eslóganes de «somos diferentes» y «Gure estiloa». Y es que hay que recordar que Beñat y San José, al igual que Aduriz -retirado por la lesión en la cadera-, no estarán en la final de Copa ante la Real, que ha quedado aplazada.

Columna vertebral del equipo

San José, de 31 años, ha disputado 397 partidos con el Athletic en 11 temporadas en las que ha anotado 37 goles. Por su parte, Beñat que tiene 33 años ha jugado 242 partidos en 8 temporadas en las que ha marcado 11 goles.

Grandes artífices del título de Supercopa en 2015, es el principal logro deportivo de dos centrocampistas que han formado la pareja titular en el medio campo rojiblanco en 107 partidos. Un dato ilustrativo para comprender su trascendencia y el grado de consistencia que han aportado a la medular rojiblanca en los últimos años.

Asimismo, la capacidad rematadora de San José en jugadas de estrategia y el toque de balón de Beñat, tanto para distribuir el juego como para las faltas, han sido su principal característica futbolística a destacar.

Tampoco se puede olvidar que en ambos casos tuvieron que regresar al Athletic tras salir de Lezama. San José recaló en el filial del Liverpool en edad juvenil y Beñat tuvo que labrarse un futuro en el Betis después de debutar con el primer equipo rojiblanco en la temporada 2006/07 con Mendilibar en el banquillo.

Afianzados en la medular rojiblanca durante la etapa de Ernesto Valverde, han ido perdiendo presencia con el paso de los años y en esta última campaña su participación ha ido disminuyendo.

Fin de contratos en 2021

Después de lo ocurrido con Susaeta, y ahora con Beñat y San José, en el Athletic deberían de ponerse a pensar qué van a hacer la próxima temporada. La lista de los jugadores que terminan contrato es bastante amplia. Empezando por Óscar de Marcos están también Balenziaga, Raúl García, Vesga e Iago Herrerín. Está por ver si el portero sigue en el próximo curso ya que en varias ocasiones ha reconocido que no descarta una salida en busca de minutos.

Jóvenes como Larra y Vivian o el cedido Andoni López también terminan contrato en 2021 al igual que Ganea. El zurdo nacido en Rumanía y criado en Basauri regresó ayer a los entrenamientos con el Athletic tras su cesión, pero no podrá jugar al no tener ficha. Garitano ya adelantó que no iba a contar con él por lo que se supone que buscará equipo durante el verano.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...