Viviendas Municipales de Bilbo alquiló 667 pisos en 2019, un 43% más que en 2018

105 fueron adjudicados a colectivos de atención preferente a través de un sistema de ajuste por idoneidad. Además, el pasado año, un total de 141 unidades convivenciales pudieron acceder a una vivienda municipal por primera vez.

NAIZ|2020/07/29
Captura_de_pantalla_2020-07-29_a_las_16.11.35
Presentación de las actividades realizadas por Viviendas Municipales de Bilbo.

El concejal delegado del área de Vivienda y presidente de Viviendas Municipales de Bilbo, Jon Bilbao, ha presentado este miércoles en rueda de prensa el resultado de las actividades realizadas por esta sociedad pública durante el ejercicio 2019, acompañado de Eider Bilbao, directora de Viviendas Municipales.

Según ha dicho, del total 667 contratos de arrendamiento realizados el pasado año por esta sociedad municipal, 442 fueron viviendas adjudicadas por petición de titularidad y 105, a colectivos de atención preferente, mediante el sistema de ajuste por idoneidad.

Junto a ello, hubo 54 contratos individuales ligados al Programa de Pisos Solidarios, mientras que, por carencia sobrevenida, se adjudicaron 28 viviendas, 29 por cambio de residencia y 18 destinados a asociaciones. Por su parte, 8 viviendas correspondieron a realojos. Finalmente, un piso se adjudicó dentro del Programa de Arraigo en modalidad de emancipación.

Además, los datos de actividad del pasado año indican que en 2019, un total de 141 unidades convivenciales pudieron acceder a una vivienda municipal por primera vez.

El edil de Vivienda y presidente de la sociedad ha indicado que 2019 fue el último ejercicio de un Plan Estratégico de cuatro años, llevado a cabo desde 2016 a 2019, entre cuyos ejes, según ha dicho, destaca «favorecer el desarrollo personal a través del cumplimiento de la función social de la vivienda, colaborar en la transformación de Bilbao, fomentar la cohesión territorial y el desarrollo de los proyectos de la ciudad».

Patrimonio

El patrimonio inmobiliario de Viviendas Municipales de Bilbo a finales del año pasado ascendió a 4.155 viviendas, 107 de ellas, adaptadas para personas con discapacidad, mientras que 20 son alojamientos dotacionales y 1.172 locales para uso distinto a vivienda.

Según ha indicado el concejal, el parque inmobiliario municipal está repartido en siete de los ocho distritos y en 24 barrios de la ciudad. Ha asegurado también que al finalizar el ejercicio pasado residían en viviendas municipales de Bilbo 8.680 personas, porcentaje equivalente al 2,5% de las personas residentes en la ciudad.

Según ha informado, el perfil de las personas adjudicatarias de vivienda corresponde a personas solas, conviviendo con un solo familiar o en pareja, en el 88% de los casos. Más de la mitad son menores de 35 años y más de una tercera parte tienen entre los 35 y los 55 años. Desde la perspectiva de género, el 43% de las personas adjudicatarias son mujeres y el 57%, hombres.

Respecto a los ingresos de las personas solicitantes de una vivienda pública en alquiler en Bilbo, según el concejal, el 53,10% perciben entre 9.000 y 15.000 euros anualmente, mientras que el 26,83%, se mueve entre los 3.000 y 9.000 euros.

Según otro dato de la memoria facilitado por el presidente, en 2019 la facturación de Viviendas Municipales por arrendamiento del parque público fue de 13.796.263 euros. De esa cifra, cerca del 90% (12.398.845 euros) corresponde al alquiler de viviendas y más del 10% (1.397.418 euros) a locales, mientras que la media de la renta se fija en 259 euros mensuales para las viviendas y 223 euros para los locales.

El pasado año el servicio de información de Viviendas Municipales atendió cerca de 14.000 consultas, más del 89% de las cuales fueron consultas telefónicas y el resto a través del correo electrónico.

Nuevos recursos

Respecto a la promoción de nuevos recursos residenciales, el presidente de Viviendas Municipales ha indicado que durante 2019 continuaron avanzado las obras de la primera fase para la construcción de 66 alojamientos dotacionales y 150 plazas de aparcamiento en Ametzola, mientras que en una segunda fase se construirán 94 alojamientos adicionales, para alcanzar los 160. La finalización de esta primera fase está prevista para 2020.

Además, en 2019 se destinaron 2.612.150 euros a labores de mantenimiento del parque municipal de viviendas y locales y en concreto se realizaron 146 obras de reforma en viviendas, 28 obras en locales y 2.881 reparaciones.

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...