El RACVN alerta sobre posibles sanciones por el límite de velocidad a 30 km/h desde el 22 de setiembre

El Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN) ha alertado a los conductores sobre las posibles sanciones derivadas del nuevo límite de velocidad a 30 km/h en todo el área de Bilbo, que entra en vigor el 22 de setiembre. Ha que recordado que se trata de una medida que no comparten y que tendrá consecuencias negativas sobre la contaminación o la seguridad vial.

NAIZ|2020/09/11
Trafico_bilbo
Acceso a Bilbo por San Mamés. (Luis JAUREGIALTZO/FOKU)

El RACVN ha expuesto que la entrada en vigor de esta limitación en el 100% de las vías de la ciudad, hará que el 13% de ellas en las que aún se puede circular a una velocidad mayor, pasen a tener el mismo límite de 30 kilómetros por hora, vigente ya en el 87% de las calles de la villa.

El Real Automóvil Club ha indicado que las calles con más de un carril por sentido y las que constituyen puntos de entrada y salida de la ciudad, que tradicionalmente han tenido una limitación mayor, también adoptarán el límite de 30km/h y ha destacado que se trata de vías en las que se puede superar el límite de velocidad de manera «muy fácil», sin que el conductor se dé cuenta.

«Conducción artificial»

Por ello, el RACVN considera que circular a 30km/h por ellas es realizar una «conducción artificial, forzada y prácticamente imposible de cumplir», en la medida en que, según han explicado en un comunicado, sin pisar el acelerador el coche supera los 30 km/h, como sucede en la avenida Zumalacárregui, en Maurice Ravel o Zabalbide.

En esa medida, el Club cree que este tipo de conducción exigirá al quien vaya al volante estar más pendiente del cuentakilómetros del vehículo que de la propia carretera, el resto de usuarios y el entorno, por lo que el riesgo de atropellos por despiste aumentará.

Por ello, el RACVN ha querido alertar e informar a los conductores sobre el nuevo cambio en la limitación de velocidad, para que no se dejen llevar por la conducción rutinaria, así como sobre las posibles multas a las que se enfrentan por superar la velocidad máxima.

A modo de ejemplo, han dicho que en una calle con límite actual de 50km/h, si se circula a la misma velocidad a partir del día 22 de setiembre, los conductores podrán recibir una multa de 100 euros, mientas que si superasen levemente el límite –circulando, por ejemplo a 51 o 53 kilómetros por hora–, la sanción ascendería a 300 euros e incluiría la perdida de dos puntos de carnet.

El RACVN ha recordado haber manifestado en varias ocasiones su disconformidad con la medida promovida por el Ayuntamiento, al tiempo que ha dicho ser consciente de la polémica que ha suscitado esta iniciativa, que ha generado el enfado de muchos conductores bilbainos, a los que la entidad «quiere dar voz».

No se ajusta a la realidad

En ese sentido, el club automovilista considera que extender la limitación no se ajusta a la realidad y que es incluso contraproducente con los objetivos pretendidos, que pasan por la reducción de emisiones y el aumento de la seguridad vial. A su juicio, la medida tiene «una visión cortoplacista de la movilidad urbana» y busca el titular de ciudad pionera de lo «políticamente correcto».

En lo referido a la seguridad vial, el RACVN ha asegurado que cuando se dio a conocer la iniciativa de establecer el límite 30 km/h en el 87% de las vías de la capital, se anunció que la medida estaría unida a una reducción de señales de tráfico y semáforos.

Frente a ello, el Club manifestó que se trata de «elementos indispensables» para una coexistencia segura entre los distintos colectivos que comparten la vía.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...