Definidas las carencias del Athletic, toca encontrar soluciones

A nadie se le escapan los problemas que arrastra el Athletic en creación y capacidad de remate. Garitano ha mencionado varias veces las carencias goleadoras del equipo y ha pedido fichajes de futbolistas ofensivos. Sin embargo, más allá de nombres, falta encontrar soluciones a nivel colectivo y conceder oportunidades a los que apuntan maneras.

Manex ALTUNA|2020/09/14
Athleticgrana
Jugadores del Athletic en Granada. (@AthleticClub)

El Athletic dispone de quince días para olvidar el varapalo sufrido en la derrota en Granada y centrarse en la preparación de los tres partidos que encadenará entre finales de setiembre e inicio de octubre. Aplazada la segunda jornada ante el Barcelona, los rojiblancos jugarán el siguiente encuentro ante el Eibar en Ipurua, recibirán al Cádiz en San Mamés entre semana y visitararán Mendizorrotza. Después llega otro parón hasta el 18 de octubre, fin de semana en el que se enfrentará al Levante en casa.

A la espera de que el club cumpla con su petición de refuerzos, Garitano tendrá que trabajar en cómo solventar las carencias que volvieron a salir a relucir en el estreno de Liga y dar la vuelta al pesimismo que se está instaurando entre aficionados. Los comentarios negativos en redes sociales son un síntoma preocupante.

El Athletic lleva varias temporadas sin conseguir generar juego en el medio campo, con las dificultades que supone para atacar y sin una referencia ofensiva. Iturraspe, Mikel Rico, San José y Beñat ya no están en la plantilla y era un déficit que ya se dejaba notar antes de la retirada de Aduriz.

Las estadísticas del primer choque en Granada revelan que el Athletic dispuso de más posesión -casi el 60%- y tuvo el control. Realizó hasta 35 centros al área por 10 los locales y 9 remates a 4. La diferencia estuvo en que en las dos ocasiones que fueron a portería por ambos lados, las del Granada acabaron en gol.

La campaña anterior se solventó gracias al acierto de Raúl García, reconvertido en ariete, y Asier Villalibre tuvo sus primeros minutos importantes en la categoría. Pero con los goles conseguidos al Athletic no le dio para entrar en Europa.

En la previa ante el Granada, el técnico de Derio reclamaba un paso al frente a Williams en este aspecto. El delantero debería aportar más en esa faceta ofensiva, al igual que Muniain, pero parece complicado que puede ejercer de ariete rematador. Hasta ahora no lo ha sido, aunque en Granada tuvo sus ocasiones tras centros de Morcillo y una se fue al larguero.

Williams tiene en la punta de velocidad una de sus mayores cualidades y para mover rápido la pelota hace falta un centro del campo con más toque que le haga llegar la pelota a Muniain, el jugador más talentoso para filtrar esos balones.

Con Dani García y Vesga el equipo se dedica a la contención, pero le falta ese punto que son capaces de dar en la distribución jugadores como Unai López o Vencedor. Asimismo, Oier Zarraga y el propio Oihan Sancet, que ofreció cosas distintas en el segundo tiempo, tienen capacidad de aportar verticalidad y llegada al área. Sin olvidar a Peru Nolaskoain, repescado desde el Deportivo. Si finalmente regresa Javi Martínez -esta mañana ha entrenado en solitario con el Bayern-, el crecimiento de estos jóvenes será complicado.

Garitano comentaba que el Granada se llevó el partido porque tiene más pegada arriba, pero los goles los marcaron dos centrocampistas como Herrera y Milla. Esa incorporación de la medular a posiciones ofensivas es vital para sorprender la retaguardia rival.

La noticia más positiva fue la irrupción de Jon Morcillo. El de Zornotza destacó con sus centros y desparpajo. El entrenador rojiblanco decía en la previa que le falta en la plantilla un extremo que aporte goles. Se refería a Álex Berenguer, que la pasada temporada logró su mejor registro goleador con seis tantos en el Calcio.

Nadie discute que el jugador del Torino, de 25 años, podría aportar variables en ataque. Sin embargo, esas palabras chocan cuando el entrenador cuenta en la plantilla con jugadores como Ibai Gómez, Iñigo Vicente, De Marcos y Lekue, además de Morcillo y Córdoba. Recursos tiene, lo que falta es encontrar la manera de sacar provecho.

Llama también la atención el escaso rendimiento que el Athletic de Garitano obtiene del balón parado. No ha marcado ningún tanto de remate directo desde el logrado por San José en Copa ante el Sevilla en enero de 2019. La temporada pasada terminó por recurrir a jugadas ensayadas y le funcionó con los goles de Villalibre ante el Espanyol, Iñigo Martínez contra el Betis y Sancet ante el Mallorca.

En cuanto a la defensa, el apartado en el que se ha sustentado en gran medida la competitividad del conjunto rojiblanco con Garitano en el banquillo, el equipo deberá concienciarse de la importancia de no despistarse. En los dos goles del Granada -y en el tanto anulado en el primer tiempo-, los rojiblancos se relajaron ante un rival acostumbrado a aprovecharse de esas circunstancias.

En el primero, el desbarajuste fue en cadena. De Marcos y Capa, los dos más cercanos al saque de banda, permitieron que Montoro recibiera la pelota con espacio. Al mismo tiempo, Dani García se encontraba escorado hacia la banda derecha y Vesga, ubicado en la frontal, ni se percató del movimiento del venezolano Yangel Herrera. Libre de marca se coló hasta el área adelantándose a un Iñigo Martínez, que estaba siguiendo a Soldado.

El segundo también caía por un flagrante error que comenzó por la precipitación al sacar la pelota. Yeray intentó salir rápido desde atrás, metió un pase comprometido a De Marcos y el alavés trató de cederle a Dani García. El joven Luis Milla se adelantó, se marchó en carrera y soltó un espectacular tiro desde fuera del área. Nadie pudo salir a detenerle.

Mantener la confianza y seguridad atrás sin cometer errores es primordial para un Athletic, que necesita una remodelación de medio campo hacia arriba con nuevas soluciones y directrices. Adaptarse y anticiparse antes de que se haga tarde y se repita lo vivido en la primera jornada. Para cuando Garitano movió el banquillo, el partido ya estaba perdido. Y eso que en el primer tiempo los rojiblancos jugaron en campo contrario, aunque sin acertar en los últimos metros.

Sin titulares y doble amistoso

Los jugadores que fueron titulares en Granada han disfrutado este lunes de jornada de descanso. Salvo Vesga, que ha participado en el entrenamiento junto a los que salieron en la segunda mitad y los que no jugaron. Este bloque tendrá fiesta el miércoles y el jueves entrenarán por la tarde antes de viajar a Murcia, donde el conjunto rojiblanco disputará un doble amistoso por la tarde ante el Sevilla.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

 

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...