Recórd histórico de pasajeros en el aeropuerto de Bilbo en 2018

Las Juntas Generales de Bizkaia han aprobado una iniciativa que insta a Aena a realizar un estudio sobre la seguridad en el Aeropuerto de Bilbo, ante la preocupación generada tras dos episodios en los que buitres han colisionado contra aeronaves en vuelo.

NAIZ|14/01/2019
Loiu
Aeropuerto de Loiu. (Luis JAUREGIALTZO/FOKU).

El Aeropuerto de Bilbo ha cerrado 2018 con un total de 5.469.453 pasajeros, un 10% más que en 2017, cuando el balance fue de 4.973.809 viajeros. Con estas cifras la infraestructura vizcaina acaba el año como el mejor ejercicio desde que se inaugurara en 1948, según ha informado AENA.

Por otro lado, todos los grupos de las Juntas Generales de Bizkaia salvo Podemos, que se ha abstenido, han votado a favor de la proposición no de norma, que pide a estudiar la seguridad del tráfico aéreo por los buitres. Además, reclama que los ayuntamientos de la comarca de Txoriherri sean informados de los posibles riesgos que pueden ocasionar para sus vecinos ese tipo de incidentes

La iniciativa recuerda en su argumentación que «en mayo y julio de 2018 se produjeron dos choques entre aeronaves y buitres», el primero cuando un avión despegaba y el segundo cuando aterrizaba en las instalaciones de Loiu.

Esos incidentes ocasionaron «preocupación entre la ciudadanía y han generado reivindicaciones que desde los ayuntamientos del Txorierri se han trasladado ante las autoridades competentes correspondientes en aras a seguir garantizando la seguridad» en el pasillo aéreo del aeropuerto.

Por ello, los grupos en Juntas Generales han aprobado instar de manera urgente a AENA «a que realice un estudio de situación del aeropuerto» que incluya los movimientos que realizan los buitres avistados y que, en colaboración con las instituciones, «colaboren, se coordinen, compartan la información» en aras a adoptar «las medidas necesarias en orden a garantizar la seguridad de la población frente a las consecuencias que puedan derivarse de posibles choques entre buitres y aviones».

 

Eguzki AGIRREZABALAGA

Artxanda es uno de los pulmones verdes de Bilbo y, sin duda, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Los motivos son variados: su historia y su protagonismo en el Cinturón de Hierro, su agradable red de senderos que invitan a perderse, a relajarse y a pasear tranquilamente y, sobre todo, porque, desde su mirador, desde sus 251 metros de altitud, ofrece una panorámica privilegiada de la villa.

Marisol RAMÍREZ / FOKU
Loading player...